El Calcio te mantiene de pie

El Calcio te mantiene de pie

El calcio es el mineral más abundante que se encuentra en el cuerpo humano. Los dientes y los huesos son los que contienen la mayor cantidad. Los tejidos corporales, las neuronas, la sangre y otros líquidos del cuerpo contienen el resto del calcio. Para una buena salud duradera, cuidate por dentro.

¡Huesos fuertes ante cualquier situación! Absorción de calcio

El calcio tiene diversas funciones en nuestro organismo:

  • Forma parte de los dientes y huesos y contribuye a mantenerlos sanos.
  • Es necesario para la coagulación de la sangre.
  • Participa en la transmisión del impulso nervioso.
  • Tiene un papel importante en la contracción muscular.
  • Estimulación de la secreción hormonal.
  • Contribuye a la activación de enzimas que sirven como mediadores en diferentes reacciones químicas.
  • Colabora en la permeabilidad de las membranas celulares para que estas puedan efectuar el intercambio de sustancias con el medio (oxígeno y nutrientes).
  • Participa en la absorción de vitamina B12.

Deficiencia de calcio

Esqueleto "pirata": necesitamos calcio para unos huesos fuertes.

Es un mineral necesario para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, la falta del mismo puede provocar:

Osteoporosis: disminución de la masa ósea y aumento de la fragilidad de los huesos.
Raquitismo: baja mineralización y deformidad ósea.
Tetania: alteración en la contracción muscular.

En el informe presentado por la FEN y FINUT y avalado por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD).
SE CITA: «ocho de cada diez españoles no alcanza los niveles adecuados de ingesta diaria de calcio que se recomiendan, siendo los niños y adolescentes uno de los principales grupos de riesgo por encontrarse en plena formación y desarrollo del esqueleto óseo»

Las recomiendaciones de ingesta diaria de calcio

Estas varían en función de la edad y la etapa de desarrollo del individuo, situándose entre 400 mg y 1.300 mg, la dosis diaria recomendada:

  • 0-6 meses se recomienda una ingesta de 400 mg diarios.
  • 6 a 12 meses la ingesta debería subir a 525 mg diarios.
  • Entre los 2 y los 9 años se deberían consumir entre 600 y 800 mg al día.
  • De los 10 a los diecinueve años el consumo diario no debería bajar de 1.300 mg.

En la edad adulta los requerimientos de calcio bajan a los 1.000 mg al día, habiendo excepciones durante la etapa de la menopausia, el embarazo y lactancia en las que el consumo de calcio debe elevarse de nuevo a los 1.300 mg al día.

Toma conciencia…

¡EL CALCIO FORTALECE TU CUERPO Y EL DE TU FAMILIA!

IMPORTANTE: Esta información tiene por objeto complementar, no reemplazar el consejo de su médico o profesional de la salud. No pretende cubrir todos los posibles usos, precauciones, interacciones o efectos adversos. Es posible que esta información no se ajuste a sus circunstancias específicas de salud. Nunca haga caso omiso de la búsqueda de consejo médico profesional de su médico u otro especialista calificado de atención médica debido a algo que haya leído en Mentenforma. Siempre debe hablar con un profesional de la salud antes de comenzar, suspender o cambiar cualquier tipo de tratamiento.