El efecto yoyó de las dietas milagrosas ¿mito o realidad?

El efecto yoyó de las dietas milagrosas ¿mito o realidad?

El efecto yoyó o efecto rebote es, desafortunadamente, un concepto muy conocido en el ámbito de dietética y nutrición. A continuación veremos por qué sucede y qué hacer para evitarlo. Se caracteriza por una pérdida pronunciada de peso, su recuperación rápida.

El ‘efecto yoyó’ no existe, es una consequencia de tu conducta.

El doctor Leo Cerrud nos cuenta qué hay de cierto tras este mito.

El famoso y a la vez temido ‘efecto rebote’ que muchas personas opinan es frutos de las dietas milagro. Empezemos por el principio ¿qué es el efecto rebote o yo-yo en realidad?: “Se trata de un concepto farmacológico relacionado con receptores, resistencias y farmacodinamia; después de haber tomado un medicamento durante un tiempo prolongado y habiendo funcionado, de repente no solo deja de hacerlo, sino que puede incluso producir el efecto contrario”, cuenta el Dr. Leo Cerrud, experto en Medicina Estética y coach en Nutrición.

“En la memoria colectiva está grabado a fuego ese mismo concepto farmacológico aplicado a las dietas, y sobre todo a la pérdida de peso y a su rápida recuperación; incluso suele achacarse a dicha dieta y al supuesto efecto rebote el recuperar los kilos perdidos e incluso más. Lo que ocurre es que el peso perdido vuelve cuando se DEJA la dieta y se vuelve a los antiguos habitos nutricionales, que eran carentes de un equilibrio, que es la razón por la cual una persona empieza una dieta . “Echarle la culpa a la dieta por la recuperación del peso perdido no es más que una excusa para aquellos y aquellas que no se atreven a responsabilizarse de su alimentación y buscan causas externas para no ponerle solución al conflicto”.

Si sigues insistiendo en comer mal, volverás a engordar ”, revela el Dr. Cerrud.

¿Cuál es la conclusión? No hay nada magico, y no hay un cambio real sin mantenimiento, para estar saludable has de incorporar nuevos habitos nutricionales y un estilo de vida activo y sano. No son dietas para unos meses, es una actitud de mejora que se lleva hoy y en un futuro.

Permiteme hacer una comparación… es lo mismo que tener una casa. Si logras comprar una tendrás un bien muy preciado, pero no todo se acaba aquí, cierto ? Si no pagas tu hipoteca, tus facturas o dejas de cuidarla ¡¡¡Te quedarás sin ella o acabará en ruinas!!! PASA LO MISMO CON TU CUERPO Y EL EFECTO REBOTE, no dejes de hacer lo que es imprescindible.

Al efecto rebote también se le ha llamado yo-yo. Es buena la metáfora YO soy el único responsable de mi pérdida de peso y YO soy el único responsable de no volver a recuperarlo”.

Perder peso y adelgazar es relativamente fácil, lo difícil es mantener los resultados en el tiempo. Desde el punto de vista global de los objetivos de un programa dietético, es imprescindible APRENDER A NUTRIRSE MEJOR, CONOCER TU CUERPO, SABER SOLUCIONAR LAS SITUACIONES DE TU DIA A DIA y seguir siendo constantes cuando toca la fase de mantenimiento. Cada uno de estos detalles difiere en función de la persona y su dieta. Vamos a ver por eso algunas recomendaciones para mantener un estilo de vida sana y activa, de forma práctica, cómoda y no recuperar ni un gramo al finalizar tu plan cuando hayas llegado a tu objetivo.

Como evitar el efecto yoyó y no engordar de nuevo.

Lo ideal es seguir una dieta equilibrada y con un aporte de energía que se ajuste al paciente para perder peso de forma saludable y paulatina. Acudir a un especialista es la manera más efectiva de realizarlo ya que planteará una dieta personalizada y enseñará a modificar hábitos inadecuados hacia unos mejores. El cambio de estos hará que el mantenimiento a largo plazo de un peso saludable sea posible.

“Adquirir nuevos hábitos que rompan con el pasado y desaprender lo aprendido durante años de mala praxis es todo un reto.  Hay que tener muy presente que si se vuelve a comer igual que antes se recuperarán los kilos casi tan rápido o más. La dieta debe ser un periodo de aprendizaje, de catarsis, porque hay que adquirir nuevas costumbres para siempre cuando existe tendencia a engordar”. El mantenimiento dependerá del tipo de dieta (proteinada, hipocalórica, etc), pero existen varios denominadores comunes o tips:

Controla tus medidas y volumen corporal.

El peso perdido no se recupera en un día, sino poco a poco. Si nos centramos en mantenernos, pondremos límites a nuestras oscilaciones.

20 minutos al día de actividad física.

Búsca un lugar traquilo, un ejercicio que te guste, relajate y disfrutalo, aumenta la intensidad y el volumen a medida que pase el tiempo y te sientas más comodo/a Grábate este dato en la cabeza: es necesario para generar ENDORFINAS, DOPAMINA, SEROTONINA y mantener la talla.

Dos vasos de agua 5 veces al día, antes de cada comida.

Si te cuesta o te olvidas, ponte una alarma en el móvil, pero ten en cuenta que el agua es fundamental, por saciante y depurativa. Añade frutas y verduras a tu dieta, ya llevan agua y muchos nutrientes.

Día libre o «Cheat meal».

Hay que perder el control a veces para volver a cogerlo. Concédete un día a la semana para comer lo que te apetezca, sin dejar de lado las demás pautas saludables, una cosa es una comida libre y otra muy distinta tirar la casa por la ventana.

Escoge la versión integral

…Pero la de verdad. No hablamos de pan, pasta o cereales refinados a los que les añaden salvado después, sino los que de verdad lo son. Te dejo un link que te ayudará a la hora de hacer la compra

Los hidratos de carbono en nuestra dieta

¿Qué hacemos con los hidratos? en la mayoria de los casos mejor antes de las 17.00 h ¿porque? sencillo: porque cuando va llegando la noche reduces tu actividad y no lo quemas con la misma rapidez y se acumula. Y ojo con el azúcar o alimentos de calorias vacias, ya te lo hemos dicho mil veces pero te lo repetimos, no son nada recomendables, ni para tu salud ni para tu talla.

El último consejo y el más práctico: PASA A LA ACCIÓN AHORA

Deseamos que este contenido haya sido de utilidad, un guía para hacer tu día un poco mejor. ¡Desde Mentenforma sabemos que estas haciendo un gran esfuerzo, sigue buscando, sigue aprendiendo, sigue aplicando, busca tu método, LO LOGRARÁS!

IMPORTANTE: Esta información tiene por objeto complementar, no reemplazar el consejo de su médico o profesional de la salud. No pretende cubrir todos los posibles usos, precauciones, interacciones o efectos adversos. Es posible que esta información no se ajuste a sus circunstancias específicas de salud. Nunca haga caso omiso de la búsqueda de consejo médico profesional de su médico u otro especialista calificado de atención médica debido a algo que haya leído en Mentenforma. Siempre debe hablar con un profesional de la salud antes de comenzar, suspender o cambiar cualquier tipo de tratamiento.