¿Rutinas para gym o ejercicios en casa?

¿Rutinas para gym o ejercicios en casa?

Elegir entre hacer ejercicio en casa o ir al gym, pagando las correspondientes mensualidades, es una decisión que depende de cada persona y de múltiples factores. Las dos opciones ofrecen ventajas e inconvenientes y no es mala idea analizarlas antes de ponerte en marcha.

¿Es lo mismo las rutinas de gimnasio que entrenar en casa?

Se trata de llevar una vida saludable dentro de casa o fuera de ella, que incluya una dieta equilibrada y hacer algo de deporte al menos dos o tres veces por semana. El espacio físico que elijas para practicarlo no es lo más importante. Lo primordial es tu propia actitud. Si te conoces un poquito, seguramente sabrás qué puede venirte mejor, si entrenar en casa o en el gym. No olvides marcarte un objetivo y ser muy constante cada día en tus entrenamientos.

Antes de elegir si empezar a ir al gimnasio u optar por el entrenamiento en casa, hazte un test particular que incluya las siguientes preguntas:

  1. ¿Me da pereza salir a la calle, o siempre estoy dispuesto a ir a cualquier parte?
  2. ¿Tengo suficiente fuerza de voluntad? ¿Seré capaz de establecer una rutina de ejercicios en casa o en el gimnasio y cumplirla?
  3. ¿Cuál es mi estado de forma física? Puede que sea la primera vez que te lanzas a hacer ejercicio o que tengas una excelente condición física que quieres potenciar con rutinas determinadas. Este detalle es de vital importancia para tener claras tus necesidades.
  4. ¿Qué objetivo quiero alcanzar? Mantenerme bien, bajar de peso, desarrollar musculatura… depende de cuál sea tu objetivo será más recomendable una u otra opción.

Son cuestiones muy básicas pero que debes plantearte para no equivocarte en tu elección y desanimarte a las pocas semanas abandonando tu puesta a punto. No es lo mismo ir al gimnasio que hacer ejercicio en casa sobre todo porque, generalmente, en el gym, el nivel de exigencia y tu esfuerzo serán mayores y, además, siempre tendrás acceso al asesoramiento de entrenadores que podrán seguir la evolución de tu entreno, algo que en casa solo es posible si contratas los servicios de un entrenador personal (tercera opción que debes tener en cuenta. Al final del post te informamos de como te podemos ayudar con los ejercicios, alimentación y motivación).

Pesas, zapatillas, pelota de pilates y material de ejercicio y deporte variado.

Post on:  Mariola Báez

Ventajas e inconvenientes de hacer ejercicio en casa o en el gimnasio

Cualquier alternativa es válida si el objetivo es hacer ejercicio. No se puede decir que en casa sea mejor que en gimnasio o viceversa. Lo que es evidente es que son dos formas de entrenar diferentes, cada una con sus pros y sus contras que podrían resumirse en las siguientes:

  • En casa puedes hacer ejercicio cuando quieras sin depender de un horario establecido. Sin duda, es una ventaja pero también un arma de doble filo porque puede que nunca encuentres el momento adecuado para levantarte del sofá o para dejar de hacer cosas pendientes e iniciar tu rutina de entreno.
  • El inconveniente del gimnasio es que tienes que ir y, a veces, da pereza llegar hasta unas instalaciones que te esperan. En este sentido, elige siempre un gym que te venga bien, cercano a tu trabajo o a tu residencia. Si llegar implica un traslado demasiado largo en el tiempo probablemente la pereza “gane”.
  • Elegir hacer ejercicio en casa o en el gimnasio debe depender en gran medida de los objetivos que te hayas marcado. Hay que valorar que en el gym contarás con máquinas y aparatos que probablemente no tengas en casa.
  • En nuestra casa la calidad del ejercicio será menor al no contar con un monitor que nos marque lo que debemos hacer. Esto es un inconveniente, pues si no somos conocedores de los diferentes ejercicios podemos realizar muchos de forma errónea y lastimar nuestras articulaciones y músculos, así como adquirir vicios que a la larga nos pasarán factura y evitarán nuestro desarrollo.
  • El gym cuesta dinero. Es un “pequeño” inconveniente. Si vas a ir con la frecuencia debida, vale la pena pero, lógicamente, entrenar en casa sale más económico.
  • Algo más que deporte. Compartir el esfuerzo personal con otras personas con las que tienes en común el interés por la vida sana y la buena forma física es más fácil con los compañeros de gym. Es otra de las grandes diferencias entre entrenar en casa o en el gimnasio.

Hay que insistir en que las dos opciones son buenas, cada una con sus pros y sus contras. Una vez sopesadas, anímate a hacer ejercicio sea donde sea porque, en cualquier caso, notarás los beneficios casi de manera inmediata.

¡Elijas la opción que elijas desde Mentenforma te proporcionamos las pautas de ejercicio adecuadas para la meta que deseas conseguir adaptándolas a tu estilo y ritmo de vida!

Te dejo una divertida rutina para tus mañanas en mi IGTV 🤩

Post de Instragram con rutinas saludables al aire libre formato video. Mejora tu aspecto físico de forma sencilla y cómoda con.

COMIENZA CON LO QUE TE GUSTA, NO IMPORTA EL LUGAR, MOVIMIENTO ES VIDA